23 jul. 2010

As Ellas. A procedencia du sei nomi.

Tenin claru us investigadoris qu´ena prehistoria u territoriu das Ellas estaba habitau en razón a que existin restus arqueológicus que asina dan fé destis poblamentus tan ancestrais.Enu que creu que nun se ponin d´acordu é ena procedencia du nomi du lugal.

Temus que tel en conta que u nomi apareci, pul u menus; de toas estas maneiras escritu au largu da historia: Elgiam, Elgias Elyas, Elxes, Herjes, Heljes, Herjas, Heljas, Eljas.

Veamus alguns ejemplus.

Pa Domingo Domené Sánchez, enu sei libru “HISTORIA DE LA SIERRA DE GATA”, u lugal das Ellas conta con toas características pa vil d´un poblau vetón y fundamenta a sua postura cua nota 29 escrita ena página 20 du libru dicendu: “Aunque casi todo el mundo (BERJANO, CANILLEROS, VELO Y NIETO,...) identifica a Eljas con Ergastulum, como muy bien dice FRADES GASPAR nadie explica de "dondi sacan tal nomi". Sabemos que existía una gens, algo así como una tribu, llamada Aelciocum (SÁNCHEZ MORENO, E.: Vetones: historia y arqueología de un pueblo prerromano. Madrid, 2000, pág. 233) que podríamos traducir como de los Aelcios, ¿pudieron estos Aelcios vivir en un lugar llamado Aelcia, de donde derivaría Eljas?. En la Edad Media a esta localidad unas veces se le llama Elgias y otras Elyas.

Mais adientri escribi qu´u primel obispu da Ciai (Ciudad Rodrigo), D. Pedro da Ponte, foi confirmau cua bula du papa Alejandro III, ena que se citaban monasterius comu u de “Eltios” que estis monasterius se tenin que entendel comu pequenas igresias pa prestal asistencia religiosa us pastoris qu´anduveran pul estas terras; considerandu qu´u nomi de “Eltios” debía de tratarsi d´un error de escritura cuandu se quería dicel “Ellias”, atravéndusi pul u tantu Domené a dicel que u tal monasteriu se refería a Eljas. Y continúa cu que transcribu da sua man:Creemos que ese monasterio pudo estar en el paraje conocido como San Miguel, en el cercado de “El Rubio” donde la tradición local dice haber existido un poblado, creencia que se ve confirmada por el hallazgo de sillares de muy buena calidad, fustes de columnas y un sepulcro antropomorfo; está además próximo al llamado Camino Real que une San Martín de Trevejo con Valverde del Fresno”. Y finaliza, pa dal mais forza a sua teoría que:Todavía hoy, los habitantes de Eljas cuando hablan de su localidad la llaman, fonéticamente, As Ellas, bastante parecido a las Ellias que proponemos como nombre correcto en la transcipción de la bula papal”.

Florencio-Javier García Mogollón enu sei libru recén editau baju u títulu: “Viaje artístico por los pueblos de la Sierra de Gata (Cáceres). Catálogo monumental.” Dici ena página 104; copiau au pé da letra: “Según opina Paredes Guillén, durante la dominación romana se llamó Ergastulum, que significa cárcel de siervos, de donde derivaría el nombre actual”.

Florentino Parra Iglesias enu sei libru “En el confín de Sierra de Gata”, y tendu en conta u ditu pul Paredes Guillén, deixa enu airi a probabilidai bastanti aventurá de que u gentiliciu “lagarteiru” pudera vil de Ergastulum. “Ergas…ergasteros, lergateros, lagarteros…¿Quién lo sabe?”

Enu privilegiu de confirmación, otorgau pul u Rei Fernandu III “u Santu”, ena fecha de 2 de Abril de 1231, cu que confirmaba us fuerus de Salvaleón; cuandu vai anotandu as lindis du términu de Salvaleón, apareci: “…quomodo vadit recta linea ad Elgiam, exinde per Elgiam ad sursum usqued ad Portum de Ladrones, quomodo dividit cun Navas Frias…”

Pul otru lau, enu sei magníficu y profusamenti documentau traballu sobri SALVALEÓN, publicau u anu pasau enus númerus 12, 13 y 14, con fé de erratas ena página 58 du númeru 15 da revista DETECCIÓN & MONEDAS, u numismátólogu e incansabli investigadol da historia desti u nosu queriu rincón, Enríque Burguet Fuentes, recollía unha leyenda que, según él; se ven contandu de sempris enus fogais y u calol dus braseirus y das chimeneas. Vus anotu u que escribi ena página 15 da publicación 14 de aquela revista:“que el final de Salvaleón se produjo durante una guerra con los vecinos portugueses de la raya, y, que a medida que los portugueses, iban ganando la contienda, los hombres de Salvaleón, quedándose al frente de la lucha, oportunamente, en un último intento de salvación de sus intereses, optan conveniente, dejar escapar a sus mujeres y niños, al pueblo de Eljas, pueblo al que desde entonces se le llamará “las Ellas”, por ellas, aquellas mujeres que huyeron de Salvaleón para refugiarse allí, en las Eljas, por ser el lugar en aquellos instantes, más idóneo y seguro”.

Medianti Decretu de 10 d´Octubri de 1749, u Rei Fernando VI promulgó a creación du Catastro de Ensenada, cu fin de leval a cabu unha reforma fiscal pa sustituil as complicás e injustas rentas pruvinciais pul un solu impostu, a “Contribución Única” que nun se chegó a leval a cabu.

Nesi Catastro de Ensenada, en relación cua villa das Ellas, comenza asina: “En la Villa de las Heljas, del Departamento de la de Alcántara, a veinte y tres días del mes de Agosto de mil setecientos cincuenta y tres años…”

Pa finalizal voy a transcribil u que se dí sobri as Ellas enu “DICCIONARIO GEOGRÁFICO-ESTADÍSTICO-HISTÓRICO DE ESPAÑA y sus posesiones de ultramar”. Se trata de unha obra que recolli información de toas as poblacións de España, foi editá entre 1845 y 1850 pul Pascual Madoz Ibañez y comprendi 16 tomus.

Ena página 469 du tomu VII, editau enu anu 1847 apareci u que sigui: “Este pueblo suele llamarse Herjas y Heljas, variando así la forma de escribirle. En 13 de noviembre de 1340, estando el rey en Valladolid, dio privilegio de donación de la aldea, entonces de Coria, Herjes, al maestre de la Orden de Alcántara Don Gonzalo Pérez y a dicha Orden, con sus términos é con los pobladores que son e fueren, é con la justicia con todos los pechos é fueros é derechos que nos y abemos é aber debemos…”

Quedu aberta a porta au debati, pa que toas aquelas pesoas que lean esti artículu se sintan libris de sacal as suas propias conclusións y vus doi as gracias pul habel chegau hasta aquí.